musica/noticias/red hot chili peppers

Rock picante y ardiente con los Red Hot Chili Peppers

El tiempo no perdona a nadie. Su paso disminuye habilidades. Forja arrugas. Vuelve cotidiano lo sorprendente. Pero parece que en el caso de los Red Hot Chili Peppers (RHCP) hizo una excepción. Su rock salpicado con punk e irreverencia suena tan fresco como si hubiera sido compuesto ayer. No parecen, por la energía que derrochan en el escenario, una banda nacida en 1983.

La visita de los RCHP convirtió la Arena VFG en un manicomio, y la carretera Guadalajara-Chapala en una verdadera sucursal del infierno. Quienes quisieron llegar, así se hubieran ido tres horas antes del show, se habrían encontrado con un atolladero de proporciones dantescas. La expresión de “avanzar a vuelta de rueda” parece que fue creada para definir, exactamente, lo que sucedió la tarde del domingo.

Pero ese calvario se olvidó de inmediato cuando los RHCP aparecieron en el escenario. En punto de las 20:15 horas, las luces de la arena se apagaron. El potente sonido de un bajo comenzó a hacer vibrar las butacas. Eso poco importaba, de todas formas, nadie iba a permanecer sentado. Los Red Hot Chili Peppers se apoderaban del lugar.

Bienvenidos a “Jalisfornia”
Con más tatuajes y canas que su última visita hace 10 años a la Perla Tapatía, sí. Pero convertidos también en una banda más cuajada. Los RHCP son la definición de “leyendas vivientes de la música”. Y la justifican muy bien.

Anthony Kiedis ya no tiene la melena lacia y larga que lo caracterizó, pero conserva la voz y el dominio del escenario que lo hicieron unos de los vocalistas fundamentales del rock punk de finales del Siglo XX. Hablar de Flea es imposible sin agregarle el mote de “maestro de bajistas” (además de que se animó a hablar en español a lo largo del show). Ambos fueron los más ovacionados durante el concierto, en una arena abarrotada, donde cada alma se convirtió en cómplice de los temas del cuarteto californiano.

Siete pantallas gigantes, un juego de luces y un sonido perfectamente cuidado envolvieron el espectáculo. Los rostros de veinteañeros y treintañeros, en éxtasis sonoro, completaron el cuadro de un concierto de rock redondo de principio a fin. Todos con la garganta afinada para hacer el coro en temas como ”Monarchy of roses”, ”Look around”, ”Scary Tissue”, ”Under The bridge”, ”Californication”, ”By the Way”, ”Around the world” y ”Give it away”, entre otras.

http://www.informador.com.mx

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s